Ser agradecidos nos hace felices

10 junio, 2019 0 Por admin

Siempre odie cuando me decían, en medio de mis crisis depresivas, – tenés que ser más agradecida-, como si uno quisiera sentirse así, como si yo me levantara por las mañanas tratando de sentirme mal o deseando que nada me importara. Lo sentía como una cachetada a mi realidad y la manera más clara de darme cuenta de que en realidad, nadie entendía como me sentía.

Sé agradecida me decían y yo sin querer respirar.

Es difícil ver lo que tenenemos cuanto hay tantísimo que nos hace falta. Es casi imposible ver la belleza en los días, cuando nos cuesta ver más allá de las nubes. Precisamente por eso, cuando estamos sumidos en nuestras peores pesadillas, tenemos que rescatar lo que tenemos, no nuestras carencias.

En los estudios que he hecho sobre felicidad aprendí que la felicidad no es un absoluto, son pequeñas cosas, momentos que nos llenan, pero que tampoco lo hacen de manera continua. Son instantes que debemos aprender a reconocer.

¿Estas triste o estas deprimid@?

Si estas triste, cambiar una u otra cosa en tu vida podrá sacarte de ese agujero en el que estás, pero si estás deprimido, sabés que no hay razones específicas, soluciones viables o respuestas absolutas y de ser así, tenés que saber que la felicidad no te llegará por casualidad cuando logrés algo, o alguna situación milagrosamente cambie.

Si estás deprimido, tenés que cambiar vos.

Pensamos que seremos más felices cuando alcancemos un grado académico, o cuando consigamos un trabajo específico, cuando alguien nos vuelva a amar o cuando logremos compartir de nuevo con esa persona que se fue, y si; así es, pero solo por un instante, porque la felicidad, al igual que todos otras espacios en nuestra vida, es solo un instante.

Seremos felices sí, pero luego ese nuevo grado académico, nuestro nuevo trabajo o nuestra pareja se convertirá en nuestra realidad cotidiana, nos acostrumbraremos y volveremos a nuestro nivel básico de inconformidad a ser infelices y a buscar la felicidad en otro punto lejano.

Ser agradecidos no significa olvidar nuestro dolor o ser hipócritas, significa más bien poder ver más allá de lo que estamos sintiendo en este momento y agradecer el simple hecho de que a pesar de todo… seguimos aquí.

Debemos aprender a decir GRACIAS

Yo sé que cuesta. Yo tampoco tengo el dinero que necesito para hacer lo que deseo, no tengo a la pareja de mis sueños a mi lado, el trabajo que quiero o la solución exacta para el vacío y la impotencia que siento cuando mis mil proyectos no se alinean y parecen no avanzar.

Tenemos mil razones para estar tristes, la magia está en concentrarse en una sola, que nos haga felices.

Durante esta semana quiero que anotes al menos una cosa, persona, situación, característica, o razón por la que estés agradecid@. Podés empezar con cosas básicas, pero poco a poco, día a día, es importante que tratés de profundizar más y más, hasta llegar a las cosas más profundas.

Es sumamente importante que trates de:

  1. Hacer una pausa y respirar.
  2. Mirar todo lo que te rodea, no solo hacia adentro, sino lo que está afuera de tu entorno.
  3. Trata de ver las cosas que das por sentado.
  4. Expresar gratitud

Carta de Agradecimiento:

Yo Sasha Campbell le agradezco al universo por mi hija, por mi familia, por mis seres queridos y por mi capacidad de verlos, aceptarlos y amarlos tal y como son. Agradezco por mis errores, que son muchos; por mis fallas, mis miedos y mis ganas de hacer las cosas, que también son muchas. Agradezco por mi voz, que me ha traído hasta donde estoy el día de hoy. Agradezco por mis opiniones, y al hecho de que tengo siempre una, sobre todo por mi carácter, que aunque algunos lo critiquen, lo señalen o me queiran hacer sentir mal por él, es, lo que me ha mantenido a flote aún en mis momentos más oscuros…

Ahora vos… POR QUÉ ESTÁS AGRADECID@?